Info As Enterprises

Newsletters

Info As Enterprises RSS Feed
 
 
 
 

INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA

CINE.jpgLa crisis de la industria cinematográfica parece no sorprender a nadie aunque sea la más importante de su reciente historia, haciendo tambalear un sector muy influyente en distintos aspectos. El crecimiento experimentado a finales del siglo XX ha propiciado, junto con otros factores, la caída progresiva del sector, ya que estructuralmente se estaba convirtiendo en un gigantesco motor económico para distintos trabajadores y empresas proveedoras.

Con la entrada de las nuevas tecnologías, la industria del cine sufrió una pequeña revolución, a priori positiva. El abanico de posibilidades creativas aumento de forma espectacular, fomentando nuevos géneros así como mayores facilidades para la realización de películas. Pero por otra parte, nació un fenómeno que parece poner final a esta industria, las redes peer to peer, basadas en compartir archivos vía Internet, haciendo que las recaudaciones en las salas de reproducción y la ventas en distintos formatos cayeran precipitadamente.

Para reforzar el sistema de financiación y rentabilidad del sector, se buscan nuevas fórmulas en las que los ingresos retornen a las grandes corporaciones y productoras. Distintos aspectos más relacionados con el Marketing se han incorporado a toda esta industria, adaptadas a una optimización de recursos y orientadas a generar ingresos. Ante la problemática que presenta Internet, se trata de fomentar la presencia del espectador en las salas de cine con acciones pull tales como sorteos, descuentos o pases VIP unos días antes, por ejemplo.

Otra de las influencias que intentan ayudar a la sustentación del sector está basada en una técnica publicitaria, el teaser, que consiste en generar unas expectativas ante un producto o servicio mediante pequeños mensajes publicitarios abstractos o lejanos del propio producto. Esta técnica funciona mediante el trailer de la película, en el que durante 20 segundos debe ser capaz de generar unas expectativas tan altas como para convencer al espectador, para que luego las cumpla. Estos trailers deben recorrer una camino mediático con distintos orígenes pero con un mismo final. Asimismo, mediante portales Web dedicados, campañas virales en Blogs, planificación de medios off-line, etc. En conjunto, una relevante partida presupuestaria de la propia película, destinada a generar interés antes de la propia venta del producto.