Info As Enterprises

Newsletters

Info As Enterprises RSS Feed
 
 
 
 

¿QUIÉN RECUERDA A PAPÁ NÖEL DE VERDE?

PAPANOELVERDE1.jpgUno de los temas más polémicos acerca de la publicidad masiva es la influencia que ésta ejerce sobre las acciones cotidianas de los individuos dentro de una sociedad. Estas modificaciones de la conducta, como opinan algunos, son derivadas de los modelos publicitarios y de ejecuciones de grandes campañas comunicativas originarias de las corporaciones más poderosas del planeta. Bajo otro punto de vista, la publicidad sería la que se amolda a los cambios de actitud y comportamientos de la sociedad.Como emisores del mensaje publicitario, podemos englobar a dos grupos responsables. Por una parte, los encargados de la comunicación en una compañía son los profesionales de Marketing. Su tarea reside en escoger el propio concepto a comunicar y diseñar un plan de medios específico. Para ello, utilizaran herramientas para definir su público objetivo y así acercar lo más posible el mensaje a sus receptores potenciales. La otra parte en este proceso comunicativo la forman los publicistas, encargados de diseñar el propio cuerpo del mensaje a comunicar. Para ello, bajo las premisas de la empresa anunciante, modelan y crean un anuncio basado en el acrónimo creado por Elmo Lewis, AIDA. Llamar la atención, despertar el interés, provocar el deseo y empujar a la acción, todo ello respetando y adecuando los objetivos de la compañía.

 

Existen distintas formas para interpretar un anuncio publicitario. Por una parte, el anuncio corporativo es el que tiene como objetivo primario ganar notoriedad y crear imagen de marca, por lo que no comporta a una acción típica de venta. Por otra parte, si se le incluyese el precio, u ofertas de descuento para reforzar el posicionamiento, crearía una percepción más acorde con dicha acción.

 

A modo de ejemplo, se pueden nombrar el caso de una gran compañía que comercializa bebidas de cola y sus respectivas campañas navideñas. En éstas, al querer representar a la figura navideña de Papá Nöel, cambiaron sus colores originales, verde y dorado, por los corporativos para realizar una serie de anuncios. A lo largo del tiempo, estos colores son los que se le atribuyen aunque no sean los originales, por lo que representa un ejemplo de influencia del proceso publicitario sobre la sociedad y costumbres. Pero por otra parte, los objetivos de estas campañas temporales son más orientados a crear imagen de marca que no a incremento de ventas. El famoso espíritu navideño, dirigido a la bondad de las acciones de los individuos es un ejemplo en el que no influye en la sociedad, ya que si se dan éstos comportamientos, no son gracias a estas campañas.

 

Fuente: “Estimado Lector” Óscar Bilbao, Ed. Esic, Web “The Coca-Cola Company”, Artículos opinión “el País”, “la Vanguardia”, “el Mundo”.