Info As Enterprises

Newsletters

Info As Enterprises RSS Feed
 
 
 
 

LA VIDA LABORAL NO SE ACABA A LOS 55 AÑOS

jubilacion55.jpgJaime Hurtado es el Key Account Manager de una multinacional dedicada a la venta de productos informáticos en España. Es un puesto relevante dentro el departamento comercial ya que su tarea principal es gestionar las grandes cuentas de la compañía. Depende directamente del Director Comercial, y éste a su vez del Director General.Jaime, que en la actualidad cuenta con 55 años, lleva más de 25 ligado a la empresa, ocupando distintos puestos hasta llegar al que ocupa actualmente. En los procesos de promoción, su saber hacer, sus números como comercial y sobretodo su empatía hacia clientes y empleados le ha forjado una actitud ejemplar para el resto de sus compañeros. Gracias a su experiencia y su enorme predisposición para el aprendizaje, a Jaime no le costó hacerse con el puesto de Key Account Manager.

 

El mismo año en el que Jaime llevaba un cuarto de siglo dentro de la empresa, entraron tres nuevos comerciales, todos recién licenciados y muy jóvenes. Gracias a su rápida adaptación, fueron escalando puestos hasta que incluso le sobrepasaron en la escala jerárquica de la empresa. Por ese motivo, a Jaime le quisieron jubilar diez años antes de lo que le tocaría.

 

Con esta jubilación anticipada, la empresa se ahorraba el sueldo y las bonificaciones de un gran profesional, pero a su vez, perdía un trabajador ejemplar, poseedor de un alto grado de experiencia y con multitud de contactos fuera de la oficina. El segmento de profesionales mayores de 55 años esta experimentando en los últimos quinquenios una presión cultural que les aparta de los puestos de trabajo. Esta tendencia, diferente entre los países europeos, crea oportunidades a las nuevas generaciones, pero a su vez es perjudicial para la propia organización, ya que pierden profesionales que aportan un valor añadido difícil de cuantificar.
La jubilación anticipada no se produce por igual entre países con estructuras empresariales distintas. Por ejemplo, si Jaime Hurtado trabajase en Suecia, Finlandia o Dinamarca, tendría un 16% más de posibilidades de permanecer como población ocupada.